Trabajos de mantenimiento garantizan la continuidad del servicio

servicioPrevio la llegada del periodo invernal y con el objetivo de asegurar la calidad y continuidad del suministro eléctrico, personal técnico y cuerpo de ingenieros de la Unidad de Negocio Guayas Los Ríos ejecuta de manera periódica trabajos de mantenimiento en cada uno de sus sistemas eléctricos. Dentro de la programación de mantenimiento, se encuentran los trabajos de lavado de las líneas de transmisión y aisladores.

El lavado de líneas y aisladores es una parte fundamental para el correcto funcionamiento del fluido de energía eléctrica, una necesidad que se ve acentuada por su ubicación al aire libre. La importancia de estos trabajos radica en alargar la vida útil de los aisladores.

El mantenimiento tiene un proceso recurrente, se trata de la limpieza de los aisladores, y los elementos que transporten la energía (conductores). Para limpiar de polvo y otras partículas suspendidas en el aire que se acumulan, los técnicos vierten agua desmineralizada a una presión de más o menos 600 a 100 PSI, con una manguera aislada a 69 kV, previo a esto, el personal debe subir de 17 a 18 metros de altura en una grúa para ubicarse en el punto exacto desde donde se dará inicio a las maniobras de lavado.

Cada miembro de la cuadrilla seleccionada para realizar estos trabajos deberá disponer de los siguientes implementos de seguridad.
  • Arnés de seguridad
  • Casco de protección
  • Guantes dieléctricos
  • Zapatos antideslizantes y dieléctricos
  • Uniforme
  • Sistema de señalización

Los operarios deben mantener una distancia de 2 a 3 metros y disparar el chorro a un ángulo de 45° dirigido a los aisladores.  Gracias a que los lavados se realizan con líneas energizadas, sin desconexión de carga, sin afectación a los usuarios, CNEL EP cumple con su propósito de servir de manera eficiente oportuna y generando confiabilidad en nuestros abonados.