CNEL EP llega con energía a recintos Bellavista y La Conquista

bellavista bellavista

“Tener energía eléctrica es el mejor regalo que pudieron darnos por Navidad. Este es un momento histórico para quienes vivimos aquí porque por fin podemos contar con este servicio básico”, expresó Ricardo Castillo, en representación de los moradores de las comunidades Bellavista y La Conquista, en la parroquia Lagarto, del cantón Rioverde.

Los habitantes de estos recintos ubicados en la zona norte de la provincia de Esmeraldas esperaron por más de cinco décadas contar con energía eléctrica. Este sueño compartido es ahora una realidad gracias a la Corporación Nacional de Electricidad CNEL EP que ejecutó, a través de la Unidad de Negocio Esmeraldas, el proyecto para dotar a los sectores de redes de distribución, como parte del Programa de Electrificación Rural y Urbano Marginal del Ecuador FERUM, beneficiando a 60 familias que ahora cuentan con un medidor de 220V.

La inversión realizada fue de aproximadamente US$ 70 mil para la construcción de 9.93 Km. de redes en media tensión y 3.78 Km. en baja tensión en los que se colocaron 56 postes de hormigón de 12 metros, 2 postes de hormigón de 10 metros y uno de fibra de 12 metros; y 17 transformadores de 10 y 5 kVA de potencia. Adicionalmente, se dotó del servicio de alumbrado público con 9 luminarias de 100W para contribuir con la seguridad ciudadana.

“Como Corporación nos sentimos alegres por entregar esta importante obra en estos sectores. Sabemos que es algo que han esperado por mucho tiempo pero gracias al Gobierno Nacional ya cuentan con el servicio eléctrico porque es nuestro compromiso contribuir con el Buen Vivir de las comunidades”, enfatizó el administrador de CNEL EP Unidad de Negocio Esmeraldas, Ing. Benjamín Lemos, en el acto de entrega del proyecto.

La oportunidad fue aprovechada para escuchar inquietudes de los moradores sobre el funcionamiento del sistema eléctrico y la facturación, tras lo que se realizó el corte de la cinta para la inauguración de la obra, que además selló el compromiso simbólico de la comunidad de cuidarla y cumplir de manera oportuna con el pago de la planilla.