Inicia construcción de Subestación Pradera

Como parte de los proyectos  para garantizar la confiabilidad y continuidad del servicio eléctrico, la Corporación Nacional de Electricidad  CNEL EP, dentro del área de servicio de la Unidad de Negocio Esmeraldas, ha considerado para este año la construcción del sistema de subtransmisión Pradera, en el sector frente a Casa Bonita, en el sur de la ciudad de Esmeraldas en la Vía Atacames.

Esta importante obra  será una subestación de reducción y paso, con un transformador de potencia de 18 a 24 MVA, con todos sus equipamientos primarios de control y protección; un cuadro de 69 kV y doble cuadro a nivel de 13.8 kV. También están consideradas cuatro salidas de alimentadores trifásicos de distribución  para mejorar el suministro y la confiabilidad eléctrica en esta zona sur del cantón Esmeraldas, debido al acelerado crecimiento que registra en estos últimos años, beneficiando así de manera directa a aproximadamente 60 mil habitantes.

La inversión en esta instalación eléctrica será de US$  2.866.305,25, con un plazo de ejecución de 7 meses.

El administrador de la Unidad de Negocio, Ing. Benjamín Lemos, recorrió el área de 5.016 metros cuadrados donde se ejecuta el proyecto que está en su etapa inicial con el desalojo de material para la conformación de la plataforma de la subestación, como parte de la obra civil. “Para este año tenemos planificado construir 3 subestaciones: Pradera, Tonsupa y Tonchigüe gracias al apoyo del Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Electricidad y Energía Renovable (MEER)”, expresó.

Previo al inicio de los trabajos, el área de Seguridad Industrial de la Unidad de Negocio dio  charlas de seguridad al personal que a cargo de la obra, según lo establecen las políticas corporativas.

La nueva Subestación Pradera fortalecerá el sistema de subtransmisión de la provincia para beneficiar a los esmeraldeños. La proyección es integrarla, posteriormente, al Sistema  de Supervisión, Control y Adquisición de Datos (SCADA) que permite supervisar y controlar procesos de manera remota tanto a nivel de 69kV como en 13.8kV. Ello facilitará la detección de  las fallas  que se registran en las redes y superarlas en menor tiempo, disminuyendo la afectación a los clientes.